domingo, 21 de septiembre de 2008

Atahualpa: Ajedrez fatal (Parte III)

Extraído del artículo publicado por Ricardo Vasconcellos R. en primera página de la sección "Actualidad" de Diario El Universo de Guayaquil, el jueves 8 de octubre de 1992.


Versión contradictoria
Otro historiador, Olaf Holm, descarta la versión de Atahualpa ajedrecista en su estudio titulado "Taptana o el ajedrez de Atahualpa: a los 425 años de Cajamarca" publicado en los Cuadernos de Historia y Arqueología (Nºs. 22-23-24 Año VIII Vol. VIII Diciembre 1958) que editaba la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Guayas.

Afirma Holm que la versión de Atahualpa jugando al ajedrez como relato conmovedor "se ha repetido ya tantas veces que casi se ha convertido en una verdad histórica que se ha infiltrado en los textos más reconocidos, pero aparentemente sin razón".

Las causas del error

Según Holm existen varias causas por las cuales algunos historiógrafos hacen a Atahualpa entretenerse con el Ajedrez en Cajamarca. Señala que una de ellas fue "la necesidad de dar la impresión ante la Corona y ante la posteridad de que el último Inca gozó de un tratamiento preferencial y humano por parte de los españoles hasta que su vida tuvo el fin abrupto, pero cumplidas todas las legalidades, aquel atardecer del 29 de agosto de 1533". Se buscó la creación de factores atenuantes para borrar lo absurdo del proceso contra Atahualpa, y cuando dos cronistas antagónicos de la talla de Las Casas y Oviedo, estuvieron de acuerdo en condenar el proceso como "mal concebido y peor ejecutado" podemos tener la seguridad de que muchos españoles de la época, tanto en el Perú como en la Península, tuvieron sus dudas respecto a lo acertado del proceder de sus compatriotas en Cajamarca.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario