miércoles, 17 de octubre de 2007

Fernando León Vargas

Luis Fernando León Vargas nació en la ciudad Perla del Pacífico, Santiago de Guayaquil, ubicada en la costa del golfo en Ecuador, el 15 de septiembre de 1967. Cuando Fernando tenía 10 años su madre Anita le compró a su hermana Lorena y a él un juego de ajedrez en Anton Hnos, una conocida juguetería del centro de la ciudad, que ahora ya no existe. Las variadas figuras que tenía el juego llamaron mucho la atención de Fernando, ya que no conocía el juego y no tenía idea de cómo se jugaba. Aprendió las reglas del juego  pocas semanas después, por un amigo de su madre que solía visitarlos, un caballero muy culto que gustaba de la buena mesa y los juegos de tablero, llamado Hugo Orvieto. Fernando comenzó a jugar ajedrez con gran entusiasmo con Hugo, su hermana, vecinos, compañeros del colegio, y desde entonces ya no paró de jugar. A los 16 años quedó vicecampeón intercolegial con el San José La Salle, siendo el cuarto tablero del equipo.

En 1987, cursando la etapa universitaria en la ESPOL, jugó el Torneo Nacional Abierto Selectivo para menores de 20 años o sub-20, certamen que ganó el Maestro Internacional Augusto Morán Nuques, que se llevó el pasaje para la Argentina. Este torneo tuvo lugar en el Coliseo del mismo colegio donde Fernando se había graduado dos años antes. Fernando León cumplió una aceptable participación a pesar de jugar las partidas del viernes en horarios de clase, haciendo el 50 % de los puntos. Por aquel entonces ya era miembro activo del club Casa del Ajedrez, cuyo presidente era entonces el Ing. Mec. Néstor Peralta Benites; el club funcionaba en la planta superior del coliseo de la ESPOL, y fue en este lugar donde Fernando, luego de clases, acudía todos los días a practicar con los demás concurrentes y a recibir las clases de ajedrez del entrenador de la ESPOL el MN Prof. Pavao Bjazevic, y posteriormente del MF Prof. Juan Carlos Ricaurte.


En 1992 Fernando empieza a colaborar activamente en el área publicitaria del Informador Ajedrecístico Ecuatoriano, prestigiosa publicación internacional dirigida por el Arq. Antonio Valdez Cuenca. El Informador se distribuía anualmente en Ecuador, Colombia, Perú, México y los Estados Unidos. Era un trabajo altamente técnico en su edición, con todas las partidas jugadas por los ajedrecistas ecuatorianos en el Ecuador y en el resto del mundo. Algunas de estas partidas aparecían con los análisis de los jugadores.

Una tarde, a principios de 1993, visitaron el domicilio de Fernando León el Prof. Alfredo García Altamirano y el Lcdo. Jorge Miranda Vásconez, el primero era Presidente del Círculo de Ajedrez Guayaquil y el segundo Director de Medios de Comunicación de la Casa de la Cultura. Ambos le propusieron el cargo de secretario del Círculo de Ajedrez, ya que por su habilidad en el manejo de la computadora estimaron que era la persona indicada para esta tarea, responsabilidad que Fernando aceptó inmediatamente.

Con aquellos directivos formaría parte, semanas después, del Comité Organizador del II Torneo Internacional Abierto de Ajedrez Paul Klein, evento que se celebraba por segundo año consecutivo en honor al destacado árbitro internacional de ajedrez que vivió y murió en nuestro país. El torneo fue todo un éxito, se llevó a cabo en el Guayaquil Yacht Club y contó con la presencia de varios MI, entre los cuales estaban Jorge González y Dennis Verduga, de Colombia y México, respectivamente.

En 1994 y 1995, mientras se desempeñaba como profesor de informática y computación en el Colegio Particular Guayaquil, Fernando jugaba mucho ajedrez. Todos los días luego de dar clases, a más de los sábados y domingos, concurría al Restaurante El Bocado Criollo, que quedaba en pleno centro de Guayaquil, y jugaba ajedrez con varios contrincantes hasta avanzada la noche. Fue el tiempo en que, a base de una práctica diaria, aprendió mucho de este noble juego y progresó enormemente. Mauricio y Carlos, los hijos de Don Mario Efraín Corral, dueño del restaurante, jugaban casi todo el tiempo ajedrez como Fernando. Gracias a estos caballeros, que daban generosa cabida a los jugadores en su restaurante, algunos de ellos destacarían más tarde en el deporte ciencia.

A partir de 1996, año en que dejó la enseñanza de computación para dedicarse a dar clases particulares de ajedrez, hasta el año 2000, colaboró muy activamente en la Escuela Internacional de Ajedrez de la Fundación Paul Klein, siendo sus principales directivos la escultora Yela Loffredo de Klein, directora; el MN Prof. Pavao Bjazevic, Presidente Ejecutivo y Don Gino Luzi Bohler, Presidente Honorario. Esta organización tuvo el gran desafío de impulsar, desarrollar e implementar la práctica del ajedrez en todos los niveles educativos y sembrar futuros valores ajedrecísticos, meta que sin duda está siendo alcanzada por aquellos maestros que en la actualidad logran triunfos y títulos para Ecuador, tanto en el extranjero como en Internet.

En 1997, un día antes de cumplir los 30 años, Fernando gana el VIII Torneo Internacional Abierto de Ajedrez "Alekhine", un prestigioso certamen anual que organizó el Club Alekhine de la Universidad de Guayaquil y la Federación Provincial de Galápagos, y en el que participaron varios maestros internacionales y maestros FIDE. Este certamen se jugó en los salones de FEDENADOR, y por ubicarse en el primer lugar de la segunda categoría, Fernando obtuvo premio económico y trofeo, además de haber tenido el honor de enfrentarse al MI peruano Carlomagno Oblitas, ganador de la categoría Elite.

En 1998 Fernando gana en solitario el I Grand Prix Provincial que se jugó en los salones de la Asociación Provincial de FEDEGUAYAS, logro que le abrió la puerta para ascender a la primera categoría. Unos meses después es designado árbitro principal del Torneo Interbarrial de Ajedrez Diario El Universo, evento organizado anualmente por la Escuela Internacional de Ajedrez de la Fundación Paul Klein, con una concurrencia aproximada de un millar de ajedrecistas y la participación de decenas de escuelas, colegios y universidades.


En 1999 Fernando recibió su diploma de ascenso a la primera categoría de la Federación Ecuatoriana de Ajedrez y la Asociación Escuela de Ajedrez de FEDEGUAYAS, a través de sus presidentes Arq. Eduardo Mieles Viteri y Lcdo. Luis Vaca Valencia (de pie, a la derecha en la foto), respectivamente. A principios del 2000, Fernando tomó la decisión de retirarse de las competencias por un tiempo indeterminado y prestar sus servicios en una compañía de venta de  computadores. Ultimamente, cuando sus ocupaciones se lo han permitido, ha participado satisfactoriamente en un par de torneos avalados por la FEDA y la FIDE.

Durante su vida como ajedrecista, Fernando León ha tenido el orgullo de enfrentarse contra los grandes maestros ingleses Nigel Short (ex-vicecampeón mundial) en dos ocasiones y Anthony Miles (ya fallecido), Nick De Firmian (ex-candidato al título mundial de la FIDE y varias veces campeón de los Estados Unidos) y Carlos Matamoros, de Ecuador; y contra los maestros internacionales Carlomagno Oblitas de Perú, Alejandro Ríos de Colombia y Augusto Morán de Ecuador.